Páginas

Twitter

twitter: @FUTBOLCARIBE1 / FACEBOOK: FutbolCaribe Mas

IDIOMA

6.27.2016

LA COSTUMBRE DEL PAÍS Y EL SUEÑO DE DIEZ MINUTOS


Por Moisés Adrián Avilez-Alvarez

En un país acostumbrado a inflar a cualquier neófito y catapultarlo a ídolo en cuestión de horas, en un país acostumbrado a inflar cualquier globo, en un país acostumbrado a escuchar al paisa culebrero y sus engaños soterrados de las características de cualquier ungüento, no sorprende de que antes del partido contra Chile por semifinales de Copa América, nadie pero nadie haya pensado que Colombia podría perder contra los australes. Y a nadie se le hubiera pasado por la cabeza de que la selección iba a entrar a la cancha a dormir durante los diez primero minutos del encuentro y que Chile le marcaría dos goles, durante ese desesperante sueño.

Un país sin memoria y capaz de olvidar el día anterior, un país insensible y capaz de crear a los más insensibles seres humanos, que difícil se le hace entender de qué José Pekerman no tuvo nada que ver en el sueño en el que cayeron los jugadores en los primero diez minutos contra Chile, seguramente el entrenador dio su discurso, su arenga y su cuento psicológico como lo haría cualquier técnico antes de salir a la cancha, pero lo seguro fue que no se dirigió a cada jugador a darles un somnífero. La responsabilidad de los primeros diez minutos de partido recae sobre cada uno de los once jugadores que estaban en el rectángulo de juego. 

Y como diría cualquier desprevenido ¡Quien lo iba a creer! Pero hay que creerlo, la selección Colombia carece de un líder dentro de la cancha con carácter, cuanta falta le hace al equipo un Mario Yépez. Es quizás ese el principal problema de la selección Colombia, ese, y ahora la falta de peso en la delantera, tal vez ya hay que pensar en jugar con dos delanteros y sacrificar a uno de los tres volantes de ataque.

Pero más allá de todo, en un país creyente y religioso por tradición, en un país que coloca el cuadro del corazón de Jesús en la sala, no se le puede olvidar el tener fe. No fue un fracaso, solo se igualo anteriores terceros puestos, por sobre de eso, solo una copa América ganada y un subtítulo.

Foto www.radioacktiva.com
Publicar un comentario